De adicto a ADICTO Por Ernesto SalayandÍa García Testimonio de vida.

120

Nací en Chihuahua,  Chihuahua, vengo de un hogar disfuncional, un matriarcado, mi padre le llevaba 30 años a  mi madre. Él es   médico,  se casaron en unión libre, ella  es maestra de primaria, fumadora  empedernida hasta el día de hoy y obsesiva con la limpieza,  víctima de  trastornos de ansiedad, neurótica,  explosiva, todo el tiempo gritando, irresponsable porque nunca estaba, muy mentirosa, para ella la mentira era verdad,  se las  creía, nunca estaba en la casa y desde los diez años, yo me encargaba de mi papa y de mi hermanita, mi madre, tenía un amante, ella se hizo alcohólica, después de la muerte de mi abuela,  mi padre se  jubiló,  yo siempre lo vi muy grande,  murió de 87 años, el día del médico él se ponía hasta las chanclas , fuimos tres hijas en total, y de las tres, las tres  con problemas emocionales, no teníamos problema económicos, problemas de comunicación, estudie la carrera de medicina con especialidad, soy anestesióloga con su especialidad en medicina del dolor y terapia intensiva, mi primer contacto con  la sustancia, Morfina sintética, Fentanilo, es una droga muy potente que se usa para el dolor quirúrgico, para anestesiar, la sensación fue de alivio, había tenido un problema con mi  esposo, alcohólico  con quien no tuve hijos y dure diez años de infierno, violencia, celos, golpes, me mando dos veces al hospital, codependencia terrible,  use la morfina conscientemente. tenía suficientes pretextos para ser mediocre y drogarme  y me hice adicta, de un centímetro que me inyectaba,  me fui a la ampolleta, y de ahí a la caja, mi estado mental y físico era a la baja, tirada  en la cama, poco funcional, la droga la robaba de los hospitales donde trabajaba, luego la empecé a comprar, la droga me robo dinero, tiempo, trabajo, salud,  perdí  una pierna, como me quede sin venas me inyectaba en las arterias femorales, en una de ellas se me hizo un globo donde me picaba, el globo me reventó carne y todo por la presión, gracias a Dios puede llegar al hospital donde me operaron, casi perdí la vida, tuve gangrena y me tuvieron que amputar la  pierna para salvar  mi vida , yo tenía 37 años, este fondo no me hace consciente hasta ahora, minimice, debido a que siempre estuve  anestesiada.

Atrapada sin salida

llevo cuatro procesos y no he podido, he recaído una y otra vez, con mayor consumo, he perdido mucho dinero, mi  droga de impacto  es muy placentera y adictiva, en esta recaída, ultima,  tuve brotes psicóticos, gritaba, no dormía,, no comía, descuide mi casa, mis hijas y me abandone completamente, no me funciono nada, he sentido un vacío muy grande en el alma, caigo en depresión, no he usado otro tipo de droga, mi enfermedad es genética, y emocionalmente estoy muy dañada, mi más alto consumo, fueron 30 ampolletas en un día. En mis procesos  de internamiento,  conocí el abuso de todas las sustancias que yo desconocía, un mundo de enfermos,  hay mucha gente,  como yo, enfermas emocionalmente.  Conocí  los Doce Pasos, no lleve a cabo el programa, ni  me pegue a juntas, ni nada. comprendo que mi enfermedad es cruel, progresiva, incurable, mortal, es contagiosa  y es burlona, los internamientos, no me funcionaron, no seguí las sugerencias, he disfrutado de sobriedad, casi un año, por supuesto en borrachera seca, yo tengo recetario y no batallo para conseguir la droga, una caja contiene seis ampolletas con diez mililitros y tiene un costo  de 700 pesos y yo  consumía dos cajas diarias, el efecto duraba muy pocos minutos y cuando no había droga, me ponía histérica, sudaba, no me levantaba  de la cama, mis tres hijas saben  del problema de mi adicción, cuando estaban más pequeñas me quitaron una jeringa del brazo, yo no comía, no dormía, no me levantaba de la cama nunca pedí ayuda, mi hermana me  interno la última vez, comprendo que no he podido sola ,por soberbia, porque no me quiero, mi autoestima esta por los suelos, estoy  envenenada  de  resentimientos, la perdida de mi pierna es un pretexto, no he querido hacerme responsable de mi misma, no he generado suicidarme, pero sé que lo intento , cada vez que me anestesio, comprendo que mi carrera adictiva no es vida, me encuentro ahorita serena, aceptando mi enfermedad, viviendo el proceso, me he dado la oportunidad de sentir, de vivir, he tocado los fondos de la soledad, la depresión, siempre me sentí en un hoyo, inyectándome en el carro, debajo de un puente, en las esquinas, abandonarme de mi misma, deje de trabajar en junio de este año por el consumo, arruine mi vida, el viernes mis hijas me mandaron   una carta, confían en mí, me preocupa que ellas caigan en una adicción, en que sufran por una mala relación  de pareja, como la mala  escuela que yo les enseñe, sé que la mejor forma de protegerlas de las drogas y de las relaciones toxica, es el ejemplo, deje una mala imagen, perdí mi dignidad y el sano juicio, fui mediocre, me abandone así misma, he minimizado mi adicción, no he crecido espiritualmente, soy inmadura, busco culpables, me conmisero, estoy muy cerca de Dios, hoy no quiero drogarme, porque me estoy dando la oportunidad de sentir, sobre todo de poder vivir, ya es suficiente, han  sido muchos años de sufrimiento, de perdidas, comprendo que viví una relación de pareja toxica debido  a la escuela que viví con mis padres. tengo que agregar el sufrimiento que me causo mi relación  de  pareja, diez años  de dolor,  el llego, hasta donde yo lo permití, esta película de terror es una etapa  más en mi adicción, y es lo mismo, por mi vacío espiritual, mi nula autoestima y me hice adicta a sufrir,  a los insultos,  a los  golpes y a la  miseria amorosas. Soy adicta a la depresión y  no puedo, ni debo usar antidepresivos, soy una adicta compulsiva y no debo  suplir una droga por otra, soy altamente vulnerable. Adicta

Una luz en el camino

Hoy sé que si puedo vivir libre de drogas, libre de codependencia, del mal trata, de la autoestima  baja, puedo vivir sin la anestesia, no nací con ella y mi derrota es total, contra todo tipo de sustancia, perdí  una pierna y estuve  punto  de perder un brazo, a pesar de que soy  un profesional de la salud, no visualice el daño que me provocaba al inyectarme, no tuve conciencia, hoy gracias a Dios, estoy consciente de mi enfermedad y tengo una responsabilidad con mis hijas para rescatarlas de las garras de  esta  enfermedad, no es muy grato vivir la vida de un anexo a otro, ni secuestrada por la droga, no es vida enfrentar mi depresión con sustancias toxicas, así, no saldré nunca jamás del hoyo

Gracias Aurora por tu testimonio

Mexico en llamas:                                                             

No hay peor ciego que el que no quiere ver,  en las escuelas secundarias primordialmente las de gobierno,  existe una actividad relacionada con la autodestrucción llamada cutting, estas niñas,  se cortan sus piernitas,  sus bracitos y su abdomen con la navaja del sacapuntas,  usan la brasa del cigarro para soportar el dolor,  quemándose la piel,  pero que hay atrás de estas niñas y porque nadie se ha dado cuenta de este triste panorama,  porque no hay un programa de atención a estas víctimas?,  diría yo, de los hogares disfuncionales, otro punto,  ha crecido de manera impresionante en todo el territorio nacional el caso de las niñas madres menores de 16 años,  de igual manera el de las madres solteras que llegan a tener hasta tres hijos de diferentes padres menores de 20 años,  se registra un número impresionante de delitos sexuales,  primordialmente contra niños.  Es increíble como los abusos sexuales se dan en las casas de la víctima,  por parte de personas conocidas como el padrastro,   papás, abuelos,   primos y los hermanos,  un abuso sexual habrá de marcar de por vida a la victima y otro factor que me preocupa es el alto nivel de depresión  en niños y jóvenes, que  están deprimidos. muestran hombros caídos,  caras tristes,  vocecitas bajas y viven una vida en blanco y negro,  hemos rebasado el índice de suicidios en jóvenes entre los 13 y los 25 años de edad,  la mayoría varones y  de nuevo pregunto a quién le preocupa,  a quién le inquieta que su hijo duerma todo el santo día,   refugiado en su computadora,  aislado, que no conviva y que viva una vida triste y apagada,  también otro factor que se ha incrementado en niños jóvenes y mujeres es el consumo de marihuana la marihuana está en todos lados y a todas horas,  de la marihuana muchos de ellos pasan al cristal y del cristal de ahí brincan  al panteón,  no hay que olvidar el impresionante consumo de alcohol qué hay en los jóvenes,  en estas niñas que se surten los fines de semana en las tiendas de autoservicio como si el licor se fuera acabar,  habría que agregar la actividad sexual,  cuyas niñas viven en un extremo apetito y andan en los brazos de unos y de otros,  de una cama a otra,  súmale el alto consumo de farmacodependientes,  fármacos la mayoría antidepresivos y que mantienen a esta población dopada,  drogada en otro mundo,  hay también otros factores emocionales que deberían de preocuparnos cómo helando del alto índice de divorcios,  los noviazgos violentos,  la desintegración juvenil y sin olvidar la drogadicción,  este texto habrá de darte una idea clara,  de la cruda realidad que estamos viviendo.

Me preocupa el presente de México,  me duele ver cómo los niños caen fácilmente en las garras de la droga y lo más triste es que te das cuenta que al pasar de los años, estos niños,  que después se hacen adultos,  no pueden salir del pantano de arenas movedizas,  esos niños que lo pierden todo,  sin saber por qué y son seres rechazados, maldecidos y odiados por sus familiares,  es muy lamentable que no tengamos una estructura de prevención y de rehabilitación para salvar la vida de tanto menor adicto,  niños de todas las clases sociales porque esta enfermedad los tiene secuestrados en un callejón sin salida, aquí manejo todos los temas de mi enfermedad, mi propia experiencia, testimonios, trabajos de investigacion,  presento, igual,  una buena dosis informativa, son textos con el espíritu de orientar y concientizar, algunos puntos son repetitivos, por demás, reiterativos, sin olvidar, que van dirigidos a despertar un compromiso de cambio en la sociedad,   y he  hecho una selección de artículos,  de lo que en mi parecer,  es oportuno,  capacitar  a los  futuros padres, que desde novios hagan una cultura de prevención, concientes de que mas vale crear costumbres que corregir mañas,  respecto a las conductas tóxicas,   fundamentados,   en  mi propia experiencia,  por lo que afirmo, que son  las conductas tóxicas  el origen de las adicciones,  es decir,  el drogadicto,  primero fue un niño tóxico y después entró al infernal mundo de las drogas,  cada artículo es  un llamado de alerta,  para que cada quien se haga responsable de su vida emocional y no de una manera irresponsable se traiga al mundo a seres inocentes, a sabiendas de que estos recién nacidos habrán de sufrir y de vivir las consecuencias de una enfermedad emocional  genética , que ellos no escogieron,  cada texto, es una guía para poner candados a la mediocridad del mexicano y que en este libro, próximo a publicarse,   De adicto a ADICTO,  ¿Niño tóxico,  candidato al fracaso?  Donde hago mi aportación para que la vida de todos,  cambie radicalmente antes de que sea demasiado tarde  y logremos una vida libre de conductas y sustancias toxicas. Este rio de sangre que corre por el país entero, este mar de corrupción y este  Mexico de  borrachos y drogadictos, debe de acabar.- El mundo debe de cambiar, Mexico debe de cambiar, mi familia tiene que cambiar.- Empezando por mi, ojala y este esfuerzo, te sea de utilidad.-

Tener un drogadicto en casa,  no es cuestión de mala suerte.  es cuestión de una serie de factores que influyen en la personalidad del niño,  sin duda alguna el adicto nace y se hace en casa afirmó categórico que el enfermo emocional de igual manera nace y se hace en casa,  y  es ahí en la casa dónde está el remedio y el trapito,  toda la complejidad de esta enfermedad del alcohol de las drogas,  de la depresión,  de la ingobernabilidad y de las conductas tóxicas,  de los jóvenes que  estriba precisamente,  en lo que aprenden en sus casas.  Ojalá y este texto pueda ser útil para formar hombres y mujeres de bien,  libres de sustancias y conductas tóxicas.  Hay que recordar que el  drogadicto primero es tóxico y después se hace adicto.´ Un corrupto, sicario, violador, divorciado, suicida, maniaco depresivo, ludópata, bulimio anoréxico, fármaco, sexo adicto,  chismoso, mentiroso, holgazan, apático, rigido, mediocre, todos somos enfermos, emocionales y somos, primero que nada, toxicos, el fracaso, en  todos sus características, tiene sus orígenes en lo toxico del ser-  ernestosalayandia@gmail.com 614 256 85 20