Solidaridad e inclusión, el mejor marcador del primer cuadrangular de GoalBall

304

Poco antes de las 10 de la mañana, la energía de niñas y niños de diversas zonas de la capital comenzó a sentirse en la Unidad Deportiva de Santa Lucía CAPCE. Este sábado, todos ellos participarían en el primer Cuadrangular de GoalBall, disciplina deportiva para personas ciegas y débiles visuales, organizado por el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Administración.

 

Entusiasmados, los participantes, ataviados con ropa deportiva, esperaban las instrucciones del entrenador para iniciar con esta experiencia, llena de diversión, empatía, aprendizaje y alegría.

 

El área de juego estaba lista. Había sido acondicionada con cinta adherible, el balón, especial para el uso de personas con discapacidad visual, se encontraba presente. Con los primeros silbatazos, el encargado de coordinar la actividad Ulises Martínez, seleccionado nacional de GoalBall, lanzó el llamado a las y los participantes a concentrarse para dar a conocer el mecanismo del juego.

 

Había llegado la hora. Comenzaban a formarse los equipos de tres integrantes, niñas y niños con debilidad visual y sin ella, los conformarían y defenderían su portería. Así surgieron “Las Chicas Poderosas”, “31 Minutos”, “Águilas” y “Golboleros”.

 

Ulises Martínez mostró a los infantes las formas en las que el cuerpo humano debe reaccionar ante la llegada del balón. Sentado en el área de juego Ulises alargaba sus brazos y se abalanzaba hacía su costado derecho o izquierdo dependiendo el lugar por el que se escuchara pasar la pelota.

 

De esta manera los infantes, todos cubiertos con un antifaz, conocieron a través del tacto, las formas en las que podían impedir que el balón entrara a su portería.

 

El público debía conservar completo silencio para que los jugadores se orientaran a través del sentido auditivo y detener el balón.

 

Un silbatazo largo y estridente anunció el inicio del primer partido entre “Águilas” contra “31 minutos”. Mientras los jugadores se aclimataban a la falta de visión, pasó el primer tiempo con un marcador equilibrado hasta resultar ganador el equipo “Águilas”. El público estaba a la expectativa, se podía respirar la emoción que imperaba entre cada lanzamiento de balón.

 

El sol no se hizo esperar en el segundo partido, el público que rodeaba la zona de juego buscaba la mejor sombra o cubría sus ojos con las manos para poder apreciar mejor el segundo partido entre “Golboleros” y “Chicas Poderosas”, resultando ganadores los  “Golboleros”.

 

Eran ya las 11 de la mañana cuando dio inicio el tercer partido que disputaban los equipos “31 minutos” y “Chicas Poderosas”, y aunque el primer tiempo marcaba a favor de los niños, las chicas comenzaron a voltear el marcador, pero no lograron llegar a los goles ya anotados por los integrantes de “31 minutos” resultando ellos ganadores del tercer partido.

 

La gran final era reñida, pues habían logrado llegar hasta ese punto el equipo “Águilas” contra “Golboleros”, pasó el primer tiempo y marcador señalaba 3 a 3, durante el segundo tiempo. La emoción de la tribuna ya no pudo controlar el silencio necesario para continuar la convivencia, por lo que se solicitó un “tiempo oficial” para apaciguar las porras.

 

Pasaron los 10 minutos reglamentarios del partido en el que se sabría quién sería el equipo ganador del primer Cuadrangular de GoalBall infantil, y el marcador apuntaba 5 a 5, por lo que la arbitro señaló que se procedería a implementar el “Gol de Oro”, es decir, el equipo que anotara el siguiente gol sería el campeón absoluto de la convivencia deportiva.

 

Los ánimos de la tribuna estaban de punta, se percibía también el nerviosismo entre los jugadores de “Águilas” y “Golboleros”, ambos incluían a un integrante con discapacidad visual, lo que atrajo a mayor número de espectadores que rodearon la zona de juego para ser testigos de la energía con la que los participantes lanzaban el balón, así como la gran habilidad que habían desarrollado al percibir el sonido del mismo.

 

Los aplausos y las porras rompieron el silencio cuando Josías Cruz Martínez de 9 años de edad, anotó el “Gol de Oro”. El silbatazo más largo de todos los partidos hizo saber que ya había un equipo ganador: las “Águilas”. De inmediato se quitaron los antifaces y se abalanzaron hacia Josías para abrazarlo y agradecerle la victoria, a quien le dijeron ser un ejemplo para ellos, al demostrar que su falta de visión no era impedimento para lograr el “Gol de Oro”.

 

Lleno de festejos, pláticas y cantos, los jugadores descansaron, tomaron agua y convivieron con todos los integrantes de cada equipo, para dar paso a la premiación de todos y cada uno de los participantes de este Primer Cuadrangular Infantil de GoalBall.

 

Las palabras de agradecimiento no pudieron faltar, Ulises tomó la palabra y felicitó a todos los infantes participantes por el entusiasmo que se percibió en todo momento, por su esfuerzo y por ser parte de la construcción de una sociedad tolerante e inclusiva; llamando a todos los niños a no darse por vencidos antes las adversidades, respetando y cuidando siempre el bienestar del otro.

 

El GoalBall es un deporte olímpico para personas invidentes, realizado en la Unidad CAPCE por parte del Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Administración. En esta practica participan también persona con visión normal  con el objetivo de sensibilizarlos y fomentar una cultura de respeto hacia personas con discapacidad.