Sonará en concierto, el único órgano oaxaqueño que data del siglo XIX

241

Un concierto imperdible para los amantes de la música en órganos históricos, sucederá   este viernes 10 de febrero a las 20 horas, en el  órgano tubular del templo de San Matías Jalatlaco, joya sonora que data del año de  1866. La entrada es libre.

 

 

Oaxaca, Oax.- Los sonidos del glorioso pasado musical de Oaxaca, vuelven este viernes 10 de febrero a las 20 horas, con el concierto que protagonizará el órgano histórico del templo de San Matías Jalatlaco (1866), a cargo de los organistas Tonatiuh González, Ricardo Rodys, Joel Vásquez y Cecilia Winter; además de la presencia del guitarrista Alberto Revilla, la voz del barítono Felipe Espinosa, y en las percusiones el maestro Valentín Hernández.

 

Tras su restauración y entrega de este instrumento a los habitantes del legendario Barrio de Jalatlaco, el 17 de julio de 2016, la noche del próximo viernes vuelve a sonar con un recital que incluye  obras de Antonio de Cabezón, F. Correa de Arauxo, Giacomo Carissimi, Alessandro Scarlatti y J.S. Bach, entre otros autores.

 

Cecilia Winter, directora del Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca A.C. (IOHIO), informó que durante este concierto se reconocerá el apoyo de todas las personas que hicieron posible la restauración de este instrumento el año pasado. De esta manera será aplaudida la labor de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, el Comité Pro-Órgano del Barrio de Jalatlaco, el párroco de Jalatlaco, Francisco Reyes Ochoa y diversos Amigos del IOHIO.

 

La entrevistada subrayó que este instrumento, es el único órgano restaurado que data del siglo XIX (los demás órganos oaxaqueños son del siglo XVIII) con las características de la época: un teclado extendido de 56 notas con un arreglo cromático y el temperamento igual. “Organistas y amantes de la música podrán escuchar este viernes, un repertorio muy variado y extenso”, concluyó Winter.

 

–           Acerca del órgano de San Matías Jalatlaco

El órgano de Jalatlaco fue construido en 1866 por el maestro organero oaxaqueño Pedro Nibra, que en aquel entonces cobró 700 pesos. Su firma aparece en el interior de la caja en cuatro lugares en donde señala la fecha de construcción en 1866 y una reparación realizada en 1880. Se cuenta también con un documento resguardado en el Archivo Histórico de la Catedral que refiere los pagos hechos a Nibra por el párroco de Jalatlaco.

 

Pedro Nibra es considerado uno de los organeros oaxaqueños más activos de la segunda mitad del siglo XIX. Intervino en diversos órganos oaxaqueños, según se ha podido comprobar por la aparición de su firma en las cajas así como por las referencias existentes sobre los pagos que se le hicieron, localizadas en archivos locales.

 

Se descubrió recientemente que el órgano de Santa Cruz Amilpas (1884), casi idéntico al de Jalatlaco, es también de su autoría y proporcionó información comparativa para los organeros. De especial importancia fueron los restos de la lengüetería horizontal (clarines), que sirvieron como modelo para reconstruir ese registro que había sido cancelado en Jalatlaco, se presume que fue en 1880.

 

Las iniciales de Pedro Nibra “PN”, que coinciden con el estilo ornamentado de su firma, aparecen al frente de la caja del instrumento, además de un rostro tallado en el centro de la moldura decorativa dela torre central. Ambos son detalles singulares en un órgano oaxaqueño.

 

El instrumento posee una capa pictórica de color azul con retoques decorativos en color crema que al parecer, fue aplicada unos años después de su construcción; además cuenta con finas tallas caladas en la fachada y rodeando la caja. Se tiene referencia de que el órgano se tocaba todavía en la década de 1970.

 

Después de tantos años de permanecer en silencio en el coro del templo de Jalatlaco, el órgano ya ha recuperado su voz. Se celebró su aniversario con una misa especial el 16 de julio de 2016, exactamente 150 años después de la terminación de su construcción por Pedro Nibra.

 

Desde entonces el órgano ha sido tocado regularmente en la misa dominical y en las clases semanales de los alumnos del IOHIO y se están planeando muchos conciertos para el año 2017.